2889343833_c54178f1d7

Como deshidratar tomates

Deshidratar tomates es una técnica de por sí sencilla y que nos permitirá concentrar el sabor del tomate y aprovecharlo al máximo en cualquier tipo de preparaciones que hagamos o para acompañar diversos platos.

INGREDIENTES

Tomate perita: cantidad deseada. Tener en cuenta los frascos que tengamos disponibles y el volumen de los mismos. No olvidar esterilizarlos (ver técnicas para una buena conserva)
 Ajo, hojas de albahaca fresca, sal y azúcar: cantidad deseada.
• Aceite de girasol u oliva.

PASOS PARA LOGRAR UNA BUENA DESHIDRATACIÓN

 Elegir tomates enteros, es decir que no presenten manchas, o golpes.
 Lavarlos bien en agua fria y abrirlos en cuartos: se usa generalmente los tipo perita; quitarles bien las semillas y desecharlas.
• Colocarlos en una fuente de horno con la pulpa hacia arriba pintando la misma con aceite común o de oliva, con un poco de sal por encima (también se puede agregar un poco de azúcar para cortar la acidez), hojas de albahaca, algún diente de ajo, y al horno por un buen rato.
Primero a horno fuerte y luego suave, lo mas bajo posible hasta que a simple vista se vean secos, esto tarda alrededor de 2 horas.
Cuando están secos y fríos tenemos dos opciones, guardarlos enlatados y secos o hacer una conserva con aceite de oliva en frasco de vidrio.

Aviso Legal: el contenido de este artículo así como la/s imagen/es presentada/s no pertenece a La Premisa Carnes y tienen como único objetivo ser de carácter informativo e ilustrativo, respectivamente.  Asimismo la/s imagen/es  puede/n no reflejar con exactitud lo mencionado en el artículo. Bajo ningún punto de vista La Premisa Carnes pretende lucrar u obtener algún beneficio económico alguno, sino meramente la difusión de artículos que promuevan la buena cocina. Si el/los autor/es citado/s expresara/n su disconformidad, el contenido será removido con prontitud y permanentemente.

Esta entrada fue publicada en AL HORNO, CONSERVAS, PARA EVENTOS. Guarda el enlace permanente.